¿Cómo es escribir?

¡Hola a todos!

¿Qué tal las vacaciones? Yo he disfrutado enormemente de las mías. He podido cargar las pilas y, lo que es mejor, he sacado mucha inspiración de varios rincones que he podido visitar.

Como ya sabéis, el libro sigue en manos de la editorial para su valoración. En cuanto sepa algo, os avisaré.

Al margen de eso, esta entrada está dedicada a algo que me ocurrió este verano y que me dejó bastante impactada. Veréis, soy una gran aficionada a los videojuegos. No como jugadora, ya que soy una nulidad para la mayoría, pero sí como espectadora.

Uno de estos juegos tiene como protagonista a un escritor y lo saco a colación porque en él escuché la mejor descripción que he visto sobre el proceso de escribir un libro. El juego se llama Alan Wake. Os pongo el texto en inglés y la traducción hecha por Alejandro Casares Carracedo, a quien doy las gracias desde aquí:

“A story is not a machine that does what you tell it. A story is a beast with a life of its own. You can create it, shape it, but as a story grows it starts wanting things of its own. Change one thing and and you set up a chain reaction of events that spreads the whole thing. The characters have to be true to themselves, the events need to follow a logic that fits the story. A single flaw and the magic is gone. The story dies.”

Una historia no es una máquina que hace lo que le digas. Una historia es una bestia con vida propia; puedes crearla, darle forma, pero, según va creciendo, comienza a desear cosas para sí misma. Cambia una sola cosa y desatarás una reacción en cadena de eventos que se extenderán por todo el texto. Los personajes han de ser fieles a sí mismos; los eventos necesitan seguir una lógica que encaje en la historia. Un solo fallo y la magia se disipa. La historia muere.

¿Qué opináis? ¿No os parece que ha dado justo en el clavo?

¡Saludos!

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.